miércoles, 4 de mayo de 2016

¡Ay de aquél que escandalizare!

"... más le valdría atarse una piedra de molino y tirarse al río", dice el Señor. 

No hay día que papa francisco no nos obsequie con un escándalo nuevo. Ayer fue el jubileo de los masones, que celebraron todos juntos en el Vaticano (o en Casa Santa Marta, que es lo mismo) VER

Como antes fue su "rescate" de 12 musulmanes (¡como los apóstoles!) en Lesbos, dejando en tierra a dos refugiados cristianos (VER) ... y encima decir que son un don para Europa, cuando están violando a mujeres en todos los países a donde llegan! VER

Luego abraza efusivamente a transexuales y ex-prostitutas (VER) y a presidiarios que se dedican a hacer OBLEAS PARA LA MISA!  Otro día hace apología de la coca con Evo Morales (VER), y antes de eso, atribuye a Pablo VI algo que nunca dijo (lo de las monjas del Congo) como excusa para el uso de anticonceptivos con motivo de la pseudo-epidemia del Zica (de la que nunca más se supo) VER

Y antes de eso, atribuye el genocidio armenio a los fundamentalistas religiosos (VER) y antes..... la lista es interminable, incluyendo los dos Sínodos, y la gente sigue tragando y tragando. Dicen que son cosas de Internet, que no hay que creer todo lo que se lee, que no sabemos entenderle, que tergiversamos y sacamos de contexto, que..... y mientras tanto sus tragaderas van creciendo a fuerza de comulgar con ruedas de molino, y cada vez las piedras y los sapos son más gordos y siguen tragando. Hasta que su mente y su alma esté como el labio de este desgraciado:




Y a Dios NO LE GUSTAN las almas deformes! Y no entrarán en el Reino de los Cielos.






miércoles, 20 de abril de 2016

Los niños ya lo anuncian

"En los postreros días derramaré Mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos e hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños...."  (ver) Ya hemos llegado.



"No despreciéis a estos pequeñitos, porque os digo que sus ángeles contemplan siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos." Mateo 18:10


El Aviso es inminente. ¡Preparémonos!



Para saber más y los acontecimientos que lo precederán, ver aquí

lunes, 18 de abril de 2016

Y la tierra tembló



Entre los días 14 y 18 de abril se han producido unos 100 terremotos de mediana y gran magnitud en todo el mundo, 54 de ellos en un plazo de 24 horas, desde la publicación de la Amoris Laetitia. De ellos, el más fuerte, en Ecuador, ocurría el mismo día en que papa francisco confirmaba, en el avión de vuelta de Lesbos, que SI había cambios doctrinales en su exhortación apostólica. Parece como si Dios hubiera estado esperando una retractación por su parte en respuesta a tantas oraciones como está pidiendo… pero no ha sucedido. El terremoto de Ecuador ha sido 6 veces más potente que el de Japón, que ha sufrido múltiples sismos desde el 14 de abril, con la erupción de un volcán. 


La ira de Dios pesa sobre el mundo, como pesó el día de la muerte de Cristo: “Entonces Jesús, dando un grito, exhaló el espíritu. Y el velo del templo se rasgó por medio y la tierra tembló y las rocas se partieron” (Mateo 27:59-51). Judas ha vuelto a entregar a Cristo al Sanhedrín para ser crucificado en cada Eucaristía sacrílega. Y ellos, los obispos y pastores del Pueblo, lo están entregando ya en manos de pecadores para ser crucificado: en Filipinas, en Bérgamo, en Madrid y en muchos otros lugares ignotos, donde ya se permite la comunión a los "recasados". Y esto acaba de empezar.
La cosa es mucho más grave de lo que yo pensaba cuando escribí la entrada titulada “la despenalización del pecado” (mortal). Se trata nada menos que de ¡la LEGALIZACIÓN del SACRILEGIO! Y se extiende como la pólvora por el mundo entero, con mucha mayor fuerza que la profanación de la Eucaristía introducida igualmente con una nota al pie de página en el documento conciliar Memoriale Domine (ver). Esa Nota pretendía evitar un Cisma en la Iglesia tras el Catecismo Holandés del Cardenal Alfrink, y por ello permitió la excepción de poder comulgar en la mano, dado que en Holanda, Bélgica y Alemania ya lo estaban haciendo, cismáticamente. Pero los padres conciliares desoyeron el mandato de San Pablo de apartar de la comunidad a todo el que se aparte de la Doctrina y por ello toda la iglesia quedó contaminada y el humo de satanás entró en ella, como dijo Pablo VI. Ahora ha venido Jorge Mario Bergoglio a culminar la obra que los cismáticos conciliares empezaron entonces: destruir la Eucaristía… crucificar de nuevo a Cristo… y a Su Cuerpo Místico.

No me extraña que la tierra tiemble, como anunció la Virgen en La Salette: "La Naturaleza clama venganza y tiembla de espanto en espera de lo que ha de suceder en la tierra empapada de crímenes"... y el peor de ellos es ¡crucificar a Cristo! 

PD. Ver la Doctrina de la Iglesia sobre la comunión en pecado mortal

Ver publicaciones anteriores sobre este tema: 
De coles y lechugas
La despenalización del pecado
La caja de Pandora 

jueves, 14 de abril de 2016

La caja de Pandora

La caja de Pandora ha sido abierta y ya se extiende por los aires el veneno fétido de la apostasía. La Conferencia Episcopal de Filipinas ha emitido un comunicado instando a dar de comulgar a los adúlteros, al día siguiente de la publicación de la Amoris Laetitia (VER). Y no es cierto que manipulen la Exhortación, como dice la noticia, porque el Vaticano no ha dicho ni mu y el que calla, otorga. Como tampoco dice nada de las declaraciones del obispo de Chicago, nombrado por Bergoglio (ver)

¿Qué dirán ahora todos los apologetas de la exhortación de Francisco?? Los obispos y sacerdotes que se deshacen el elogios y niegan la evidencia que aquí publicamos? ¡Grande es su responsabilidad ante Dios por engañar a sus fieles! 


Lo que la exhortación Amoris Laetitia ha instaurado en la Iglesia es nada menos que la AUTODETERMINACIÓN de las Conferencias episcopales y de cada obispo... ¡y hasta de cada sacerdote! Es la hoja de ruta de la Sinagoga de satán para destruir la unidad y soberanía de las naciones, aplicada a la Iglesia. Es el "derecho a decidir" de las regiones separatistas y ¡de las mujeres embarazadas! como he explicado en mi entrada anterior. Es la anarquía en la Iglesia y su autodemolición, cual de un cáncer se tratara. Las células cancerígenas están ya proliferando a un ritmo aterrador, justificadas por un documento que respalda sus fechorías ya en marcha, y están empezando a contagiar a las células sanas.... ¡o a devorarlas! Porque los sacerdotes y obispos que decidan valerosamente seguir siendo fieles a la verdadera Doctrina de Cristo y de la Iglesia serán vituperados y perseguidos a muerte. Preparémonos para hacer un frente común con ellos y a instar a tiempo y a destiempo sobre la VERDAD de esta perversa Exhortación. En este blog ofrecemos material abundante para hacerlo. ¡A LAS TRINCHERAS! 


"Pelead hijos de la luz, porque este es el tiempo de los tiempos, el fin de los fines". La Virgen de La Salette

martes, 12 de abril de 2016

Para discernir la Amoris Laetitia

Para un mejor discernimiento y para contrastar las opiniones eclesialmente correctas que se oyen desde las palestras y los púlpitos, ofrecemos una serie de artículos críticos con la nueva exhortación papal. En vista de que ya todo es criticable, hasta la postura milenaria de la Iglesia respecto al pecado, fulminada en Amoris Laetitia, subámonos también a ese carro para tirar de las riendas antes de que caiga al precipicio.

En orden cronológico:


- Primeras reflexiones sobre un documento catastrófico (Roberto de Mattei)

- The Remnant: Corrección a la 1ª de Corintios 

- Nadie puede dar permiso para crucificar a Cristo

- Yo interpreto, tu interpretas

- La perversión del lenguaje en la Amoris Laetitia

- Pedro no ha hablado por boca de Francisco

- El fin del pecado mortal y el fin de la Verdad

- AL, algunas notas de clarificación

- Sexto Mandamiento: no cometerás adulterio

- Mons. Fellay: la AL es terrorífica

- Análisis del P. Aberasturi, Opus Dei

- Denzinger-Bergoglio: el evangelio apócrifo bergoliano

- AL, en conflicto con la Fe católica (Rorate Caeli)

- AL, una exhortación terrorífica (Mons. Fellay) 

- La exhortación AL explicada en dos minutos

- Un Café con Galat: La Alegría del amor... adúltero

- La conciencia moral

- Análisis del P. Jose Antonio Sayés

- Análisis del P. Jose María Iraburu

- Artículo del P. Juan Manuel Rodriguez de la Rosa y otro

- Fray Gerundio: Tocata y fuga 

- Fernandez de la Cigoña

- Christopher Ferrara: anatomía de una debacle pontificia

- Comentario de L.F. Pérez Bustamante

- Entrevista a Robert Spaemann

- Catholic Family News: El fraude de la Iglesia rica y la AL










lunes, 11 de abril de 2016

La despenalización del pecado

Estamos asistiendo a la repetición de la jugada, al "deja vu" de la despenalización del aborto. Con Amoris Laetitia, papa francisco está usando el mismo exacto modus operandi que se ha usado en el mundo civil para despenalizar el aborto, y poder así, posteriormente, legalizarlo y declararlo un derecho. Si cambiamos la palabra aborto por la de adulterio, todo encaja. No hay más que cambiarles el nombre: aborto= "interrupción voluntaria del embarazo y adulterio="situaciones irregulares" y voilá! ¡Magia potagia! El mal convertido en bien por arte de unas palabritas. 

Y el adulterio no es más que la punta de lanza de todos los demás pecados mortales, claro, porque en "situaciones irregulares" entra TODO! Y así, de un plumazo, aderezado de misericordina, nos cargamos la noción de pecado para los restos. Porque claro, qué va a hacer la pobre mujer que tiene un embarazo no deseado?? ¡Qué desalmados los que no la comprenden y le ayudan a quitarse el problema de encima! Y qué malvados quienes se empeñan en que el adulterio y la fornicación y la sodomía son pecados de muerte espiritual que excluyen de la comunión sacramental.... Bergoglio dixit. Al igual que en los países donde el aborto ya se considera un derecho fundamental de la mujer y los que defienden la vida son perseguidos, pronto veremos la persecución de todos esos "desalmados" que intentan defender la verdadera doctrina de Cristo. Y veremos también el enorme sufrimiento moral y espiritual que nos va a traer a todos, como ha ocurrido con el aborto (ver)

Y esa misma hoja de ruta es la que han seguido los agentes del enemigo para "dar la vuelta a la tortilla" de la moral cristiana en el tema de la homosexualidad, de la educación, etc. etc. Primero se crea un caldo de cultivo insalubre para las relaciones humanas, y cuando éstas se empiezan a corromper y se vuelven numerosas, entonces hay que regularlas e integrarlas en la normalidad. Y la normalidad deja de serlo para convertirse en la Anormalidad programada. Ese caldo de cultivo fue un logro del aggiornamento del CVII, abriendo la puerta a las aguas fecales de la mundanidad, que inundaron la Iglesia, desoyendo el mandato de Dios: "No pesará el cetro de los malvados sobre el lote de los justos, no sea que los justos extiendan su mano a la maldad"... y la extendieron! La Iglesia se llenó de pecado y ahora hay que "acogerlo e integrarlo", claro. Para llegar al objetivo marcado: la abolición de la noción de pecado y la primacía de la autonomía moral humana... el "sereis como dioses". Ese es el requisito necesario para la instauración de la New Age del anticristo.

Y ahora ya solo queda disimular, como si no pasara nada y todo fuera "normal". 
Conque disimulando, que es gerundio. 
Vease: P. Santiago Martín, fundador de Franciscanos de María
P. Miguel Angel Ortiz. profesor en Roma
P. José Granados, teólogo

Pero siguen quedando profetas:


Los intérpretes del papa

Cuidado con los falsos pastores

"La Iglesia se llenará de los que hacen componendas", dijo la Virgen en La Salette, Y ¡vaya si se ha cumplido! Y dijo también: "los seglares salvarán mi Iglesia"... y en ello estamos.


San Juan Bautista, ruega por nosotros

PD: Después de escribir esto ayer, el Señor me ha hecho ver, en Misa, algo que todos parecen estar pasando por alto: el efecto de esto sobre la Víctima (con mayúscula). Al igual que con la "misericordina" del aborto, nadie quiere ver el sufrimiento de la víctima. Y en este caso, la víctima es ¡Cristo mismo! Después de comulgar, ayer, se me hizo entender que en cada comunión sacrílega Cristo vuelve a ser entregado en manos de satanás para ser crucificado. Entrar en un alma en pecado mortal supone para El un sufrimiento atroz, como el que sufrió en la Cruz y el que sufren los niños al ser abortados. Y lo terrible de todo esto es que ha vuelto a ser entregado en manos del diablo por Sus propios ministros! Por aquellos encargados de defenderle, al igual que con los bebés abortados. Los autores y cómplices de esta barbaridad se han convertido en Sinagoga de satán! 

Y tres semanas después, Robert Spaemann, nada menos, dice lo mismo (ver)


viernes, 8 de abril de 2016

De coles y lechugas (en la Amoris Laetitia)

"Entre col y col, lechuga", dice un refrán español, significando mezclar cosas de buena calidad con otras peores, para colar éstas sin que uno se dé cuenta. Esas son las palabras que me vienen a la mente al leer la nueva exhortación papal "Amoris Laetitia". Sin tiempo aún para leerla entera (lo que requiere un buen rato), he encontrado varias lechugas, pequeñitas pero demoledoras, con una carga de veneno capaz de matar a un elefante... ¡y a la misma Iglesia! Me voy a limitar a citarlas y dejar que el lector juzgue (ups! palabra tabú) o discierna (que es lo mismo pero está de moda) por sí mismo. 

Nº 303: "A partir del reconocimiento del peso de los condicionamientos concretos, podemos agregar que la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio". (A esto se llama "moral de situación", defendida por algunos teólogos como el P. Pagola, condenado por la Iglesia). 

Nº 305: Por ello, un pastor no puede sentirse satisfecho sólo aplicando leyes morales a quienes viven en situaciones «irregulares», como si fueran rocas que se lanzan sobre la vida de las personas. Es el caso de los corazones cerrados, que suelen esconderse aun detrás de las enseñanzas de la Iglesia «para sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas» [349]. En esta misma línea se expresó la Comisión Teológica Internacional: «La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión»[350]. A causa de los condicionamientos o factores atenuantes, es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado —que no sea subjetivamente culpable o que no lo sea de modo pleno— se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda crecer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia [351].

Nº 37 : También nos cuesta dejar espacio a la conciencia de los fieles, que muchas veces responden lo mejor posible al Evangelio en medio de sus límites y pueden desarrollar su propio discernimiento ante situaciones donde se rompen todos los esquemas. Estamos llamado a formar las conciencias no a pretender sustituirlas” 

".... en la configuración del propio modo de ser, femenino o masculino, no confluyen sólo factores biológicos o genéticos, sino múltiples elementos"... "lo masculino y lo femenino no son algo rígido" 


Nº 297: "Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio... hay que integrar a todos… No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación que se encuentren".

Nº 302: «… un juicio negativo sobre una situación objetiva no implica un juicio sobre la imputabilidad o la culpabilidad de la persona involucrada»

Nº 52: "debemos reconocer la gran variedad de situaciones familiares que pueden brindar cierta estabilidad, pero las uniones de hecho o entre personas del mismo sexo, por ejemplo, no pueden equipararse sin más al matrimonio." 

Nº 53: ... es legítimo y justo que se rechacen viejas formas de familia «tradicional», caracterizadas por el autoritarismo e incluso por la violencia...

 Nº 57: A partir de las reflexiones sinodales no queda un estereotipo de la familia ideal, sino un interpelante «collage» formado por tantas realidades diferentes, colmadas de gozos, dramas y sueños.
 

Nº 77: «El discernimiento de la presencia de los semina Verbi en las otras culturas (cf. Ad gentes divinitus, 11) también se puede aplicar a la realidad matrimonial y familiar. Fuera del verdadero matrimonio natural también hay elementos positivos en las formas matrimoniales de otras tradiciones religiosas.

Nº 79. «Frente a situaciones difíciles y familias heridas, siempre es necesario recordar un principio general: “Los pastores, por amor a la verdad, están obligados a discernir bien las situaciones” (Familiaris consortio, 84). El grado de responsabilidad no es igual en todos los casos, y puede haber factores que limitan la capacidad de decisión. Por lo tanto, al mismo tiempo que la doctrina se expresa con claridad, hay que evitar los juicios que no toman en cuenta la complejidad de las diversas situaciones, y hay que estar atentos al modo en que las personas viven y sufren a causa de su condición»

Nº 243: A las personas divorciadas que viven en nueva unión, es importante hacerles sentir que son parte de la Iglesia, que «no están excomulgadas» y no son tratadas como tales, porque siempre integran la comunión eclesial. 

La Nota al pie 351: " En ciertos casos, podría ser también la ayuda de los sacramentos. Por eso, «a los sacerdotes les recuerdo que el confesionario no debe ser una sala de torturas sino el lugar de la misericordia del Señor»: Exhort. ap. Evangelii gaudium (24 noviembre 2013), 44: AAS 105 (2013), 1038. Igualmente destaco que la Eucaristía «no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles» (ibíd, 47: 1039).

Nota al pie 364: Quizás por escrúpulo, oculto detrás de un gran deseo de fidelidad a la verdad, algunos sacerdotes exigen a los penitentes un propósito de enmienda sin sombra alguna, con lo cual la misericordia se esfuma debajo de la búsqueda de una justicia supuestamente pura. Por ello, vale la pena recordar la enseñanza de san Juan Pablo II, quien afirmaba que la previsibilidad de una nueva caída «no prejuzga la autenticidad del propósito»: Carta al Card. William W. Baum y a los participantes del curso anual sobre el fuero interno organizado por la Penitenciaría Apostólica (22 marzo 1996), 5:L’Osservatore Romano, ed. semanal en lengua española, 5 de abril de 1996, p. 4

NOTA de la autora: Por una nota al pie de página entró la comunión en la mano en la Iglesia, con lo que ha supuesto de desacralización de la Eucaristía y de sacrilegios.

Otro tema importante a tener en cuenta es la versión "laicista" que está circulando acerca del documento, con titulares como estos, que no han sido desmentidos por el Vaticano: 

El Papa permitirá la comunión a los divorciados vueltos a casar y abre la puerta a los curas casados

Associated Press: "El Papa insiste en que es la propia conciencia, no las reglas, la que debe dirigir a los fieles" 


Francisco dará via libre a los obispos para impartir la comunión a los divorciados vueltos a casar
... publicado un día ANTES de salir el documento! Termina con estas palabras inquietantes: 

Para algunos, hay muchos indicios de que el Papa pondrá en manos de los obispos de todo el mundo la responsabilidad de elegir o no un "camino penitencial" que por un lado ratificará que el matrimonio católico es indisoluble, y por el otro brindará la posibilidad de que los divorciados y vueltos casar por el rito civil puedan recuperar la comunión.
La mayoría de los obispos alemanes coinciden en que el "camino penitencial" debe culminar en la restitución de los sacramentos. Y lo aplicarán. Pero el cardenal alemán Gerhard Mueller, prefecto para la doctrina de la Fe, y el influyente cardenal de Guinea,Robert Sarah, que arrastra a la mayoría de las iglesias africanas, sostienen que el "camino penitencial" no puede terminar en la "segunda oportunidad" matrimonial que acepta la Iglesia Ortodoxa y que evocó el argentino Francisco en una charla con periodistas meses atrás. Es por esto que en la Iglesia católica pueden vivirse momentos tormentosos en un futuro que cada vez es menos lejano.

En palabras de Baldisseri, se trata de "recontextualizar la doctrina al servicio de la misión pastoral de la Iglesia" (ver). Para mí, se trata de una Reforma PROTESTANTE de la Iglesia... o peor aún!

Ahora cobran su sentido las palabras de Bergoglio a su amigo Scalffari después del último Sínodo: "Todos los divorciados que lo pidan serán admitidos a los sacramentos"

Y las palabras premonitorias del cardenal Sarah: "Separar la doctrina de la práctica pastoral es herejía"

CONCLUSIÓN de la autora: 
Estaba anunciado que el falso profeta aboliría los dogmas y que, sin embargo, la mayoría de los católicos le seguirían a pesar de ello. Esto era una paradoja misteriosa que está siendo desvelada desde hace tres años y ha sido confirmada por esta exhortación. El modus operandi para lograrlo es divorciar (sic) la Doctrina de la Pastoral, vaciando aquella de todo contenido. Es la misma táctica que se ha usado para vaciar de contenido los derechos fundamentales civiles, como el derecho a la vida, abriendo la puerta a las excepciones para luego convertirlas en regla.  Esa es la hoja de ruta de la Sinagoga de satán para conquistar el mundo y robarle a Dios Su Creación, y la Iglesia la ha asumido. La despenalización del adulterio es el equivalente eclesial a la despenalización del aborto (con la consiguiente destrucción moral, social y espiritual) y el primer paso para darle carta de naturaleza ("legalizarlo") y abolir así el concepto mismo de pecado. El aggiornamento del Concilio Vaticano II ha llegado a su culmen, como ya anunció Bergoglio; la Iglesia se ha entregado al mundo, en contra de las palabras del Salmo 124: "No pesará el cetro de los malvados sobre el lote de los justos, no sea que los justos extiendan su mano a la maldad". 
Hemos entrado en la cuenta atrás de la Gran Tribulación. ¡¡Maranata!! 
  
NOTA: Disculpe el lector por la anarquía de los colores y formas de este texto, que parece reflejar la anarquía que se ha instaurado en la Iglesia. (Así lo reconoce también Robert Spaemann, tres semanas después, con el sinónimo de "caos").

Otros análisis:
Enraizados en Cristo 

Josephmariam: Cuando la conciencia de cada uno decide la moralidad, entonces el bien y el mal sólo está en la propia persona. No hay que buscarlo ni en Dios ni en el magisterio auténtico e infalible de la Iglesia. Esa conciencia personal es el camino para todo, ya no es la fe la guía de la persona. 

PD: Al cierre de este post me ha llegado providencialmente algo que va como anillo al dedo del refrán al que hago alusión: una cita de San Beda el Venerable que dice así: 
"Perverso maestro es el diablo, que mezcla muchas veces lo falso con lo verdadero, para encubrir con apariencia de verdad el testimonio del engaño" (Catena Aurea vol. IV p. 76)